Vocación de Gedeón


En aquellos días, los hijos de Israelhicieron lo que desagradaba al Señor,y el Señor los entregó durantesiete años en manos de Madián,y la mano de Madián pesó sobreIsrael. Para escapar de Madián, losisraelitas utilizaron las hendidurasde las montañas, las cuevas y lascumbres escarpadas. Cuandosembraba Israel, venía Madiáncon Amalec y los hijos del oriente,subían contra Israel y acampabanen sus tierras hasta la entradade Gaza. No dejaban víveres enIsrael, ni ovejas ni bueyes ni asnos,porque subían numerosos comolangostas, con sus ganados y sustiendas. Ellos y sus camellos eraninnumerables e invadían el paíspara saquearlo. Así Madián redujoa Israel a una gran miseria y losisraelitas clamaron al Señor.

Vino el ángel del Señor y se sentóbajo el terebinto de Ofrá, que pertenecíaa Joás de Abiezer. Su hijoGedeón estaba trillando el trigo enel lagar para ocultárselo a Madián,cuando el ángel del Señor se leapareció y le dijo: “El Señor estácontigo, valiente guerrero”.

Gedeón contestó: “Perdón, señormío. Si el Señor está con nosotros,¿por qué nos ocurre todo esto?¿dónde están todos esos prodigiosque nos cuentan nuestrospadres cuando dicen: “Acaso nonos sacó el Señor de Egipto”? Peroahora el Señor nos ha abandonado,nos ha entregado en manosde Madián.”

Entonces el Señor se volvió haciaél y le dijo: “Ve con esa fuerza quetienes, y salvarás a Israel del poderde Madián. ¿No soy yo acaso elque te envía?”

Le respondió Gedeón: “Perdón,señor mío, ¿cómo voy a salvar yoa Israel? Mi clan es el más pobrede Manasés y yo el último en lacasa de mi padre.”

El Señor le respondió: “Yo estarécontigo y derrotarás a Madiáncomo si fuera un solo hombre”.

Gedeón le dijo: “Si he hallado graciaa tus ojos, dame una señal deque eres tú el que me hablas. No temarches de aquí, por favor, hastaque yo vuelva. Te traeré mi ofrenday la pondré delante de ti.”


El respondió: “Me quedaré hastaque vuelvas.

”Gedeón se fue, preparó un cabritoy, con una medida de harina, hizounas tortas ácimas; puso la carneen un canastillo y el caldo en unaolla y los llevó bajo el terebinto.Cuando se acercaba, le dijo elángel del Señor: “Toma la carne ylas tortas ácimas, ponlas sobre esaroca y vierte el caldo.”

Gedeón lo hizo así. Entonces elángel del Señor extendió la puntadel bastón que tenía en su manoy tocó la carne y las tortas ácimas.Salió fuego de la roca, consumióla carne y las tortas, y el ángel delSeñor desapareció de su vista.Entonces Gedeón se dio cuentade que era el ángel del Señor yexclamó: “¡Ah, mi señor, el Señor!¡He visto cara a cara al ángel delSeñor!”El Señor le respondió: “La paz seacont
igo. No temas, no morirás.”

Gedeón levantó en aquel lugar unaltar al Señor y lo llamó “el Señores la paz”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hermanas Franciscanas

Hermanas Franciscanas
Hermanas Franciscanas

Popular Posts

Las Obras de Misricordia

Las Obras de Misricordia
hfic

Presentaciones Power Point

Material Vocacional Franciscano